Noticias
Información Técnica


 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Equipos de tratamiento de agua potable.

Adeagua, realiza el estudio, diseño, proyecto y ejecución de plantas de potabilización de todos los tamaños, desde pequeños caudales con plantas compactas hasta grandes caudales.
           
Los sistemas unitarios que utilizados pueden son:

FILTRACIÓN

Realizar un proceso de filtración adecuado es fundamental para el buen funcionamiento de cualquier planta potabilizadora. En función de la calidad demandada, será necesario aplicar diferentes procesos de filtración tales como filtros de sílice, filtros de cartucho, filtros de carbono, membranas, etc. Se consigue reducir la cantidad de sólidos en suspensión y mejorar el rendimiento de resto de etapas en el proceso de adecuación del efluente.

ADEAGUA, dimensiona  el equipo mediante el cálculo de la superficie útil de filtración a partir de los caudales de tratamiento, la velocidad de filtración y la calidad que se quiere conseguir.

Filtros de cartucho y de saco, consiste en una filtración en superficie a través de un soporte que puede ser de diferente material y tamaños de poro hasta de 1 micras. Existen manuales o automáticos, que se limpian por tiempo o por diferencia de presión diferencial.

 

 

 


Filtros de silex, silex-antracita, granate-antracita-silex,
aunque pueden ser manuales o con multiválvulas , los que imperan para caudales medio-altos son los que incorporan válvulas independientes, se estima que sin combinación de la coagulación-floculación la retención llega hasta las 50 micras.

Los más usados son los filtros de presión aunque últimamente gozan de gran uso los filtros de filtración en continuo.

Los multicapa consiguen mejores rendimientos, las capas de material filtrante se colocan de tal forma que el material de la parte superior atrapa las partículas de mayor tamaño, la capa que sigue hacia abajo las de mediano tamaño y la inferior las de menor tamaño, llegando a retener partículas de hasta 15 micras. Estas partículas pueden ser: tierra, óxidos de hierro, residuos orgánicos vegetales o animales, precipitados inorgánicos, etc.

Filtros de eliminación de hierro (desferretización) u otros metales como arsénico. El soporte filtrante es un mineral y la eliminación se realiza una vez que el metal esta en estado oxidado, ya que en esta forma esta en suspensión

 

 

 

 


Filtros de carbón,
para la eliminación de oxidantes o  sustancias orgánicas que se encuentran en baja concentración en el agua y que serán adsorbidas.

1.Compuestos inorgánicos: cloro libre, ozono, yodo, arsénico (en complejos orgánicos),
cromo (en complejos orgánicos), mercurio (en complejos orgánicos)
2.Compuestos orgánicos: causantes de color, causantes de olor y sabor, benceno, tolueno,
trihalometanos, pesticidas como Atrazina, Clordano, Dinoseb, Endrin, Heptaclor, Lindano,
Picloram, Simazina y Toxafeno.
3.Estéticos: color, olor y sabor, espuma (sustancias activas al azul de metileno)

Filtración de anillas, el elemento filtrante esta constituido por un cartucho de anillas ranuradas, que se aprietan unas con otras, dejando pasar el agua y reteniendo aquellas partículas cuyo tamaño sea mayor al de paso de las ranuras.

Los filtros de anillas debe restringirse a la retención de partículas  de origen mineral, empleando para la retención de partículas de origen orgánico los filtros de arena, cuya eficacia esta suficientemente demostrada.

 

 

 

 



Descalcificadores

La instalación de un descalcificador en agua potable va a depender del uso final de esa agua , hay aplicaciones que necesitan agua sin dureza y otras que deben tener una pequeña proporción, la realizad es  que el ión calcio y magnesio genera incrustaciones que siempre van a ser un problema.

La elección de un descalcificador dependerá de la dureza del agua, el caudal a descalcificar al día, el caudal punta, etc…ADEAGUA deberá definir el equipo necesario en función de las necesidades finales.

Microfiltración, Ultrafiltración, Nanofiltración, Osmosis Inversa
El proceso de la separación por membrana se basa en la utilización de membranas semi- permeables. El proceso consiste en que la membrana deja pasar el agua mientras que retiene los sólidos suspendidos y otras sustancias. En estos métodos aparece la aplicación de alta presión, el mantenimiento de un gradiente de concentración en ambos lados de la membrana y la introducción de un potencial eléctrico.
La membrana funciona como una pared de separación selectiva.  Ciertas sustancias pueden atravesar la membrana, mientras que otras quedan atrapadas en ella.

Hay dos factores que determinan la efectividad de un proceso de filtración de membrana:  selectividad y productividad.  La selectividad se expresa mediante un  parámetro llamado factor de retención o de separación (expresado en l/m2 h).  La productividad se expresa mediante un parámetro llamado flujo (expresado en l/m2 h).  La selectividad y la productividad dependen de la membrana.

 

 

 

 

 

 


Volver